El impago de las cuotas de la comunidad

963 91 02 90
El impago de las cuotas de la comunidad

Una de las cuestiones más comunes dentro de la propiedad horizontal en Valencia es la morosidad de los vecinos en el pago de las cuotas de la comunidad. Con la crisis económica que hemos sufrido los últimos años, esta situación se está volviendo más frecuente y son muchas las comunidades de propietarios que están sufriendo un problema de esta clase.

Las cuotas de la comunidad incluyen los gastos ordinarios, como pueden ser los servicios de limpieza contratados o el seguro del edificio, pero también los gastos extraordinarios como la reparación del ascensor o cualquier obra realizada en las zonas comunes.

Según la ley que regula la propiedad horizontal en Valencia, estos gastos están repartidos según la cuota de participación que cada piso o local tenga señalada. Un impago de estas cuotas en una comunidad pequeña puede suponer un verdadero perjuicio pues los gastos se dividen entre muy pocos propietarios, hasta el punto de que se tenga que prescindir de obras necesarias o incluso, en supuestos extremos, el corte de suministros básicos.

En el caso de que uno de sus vecinos haya impagado alguna cuota, lo primero que se tiene que hacer es reclamársela a través de una carta. De este modo, tratamos de evitar el trámite judicial con las tensiones e inconvenientes que supone para las dos partes. En el caso de que no produzca ningún efecto en el vecino moroso, tendremos una prueba de que se ha hecho una reclamación previa.

Para que se pueda iniciar el procedimiento judicial, la junta de vecinos se tendrá que reunir y certificar que existe un acuerdo para liquidar la deuda y la decisión de la presentación de la demanda correspondiente.

En CPG Administraciones recomendamos contar con un asesoramiento desde el inicio, pues estos costes pueden recuperarse añadiéndolos a la reclamación de las cuotas impagadas.

haz clic para copiar mailmail copiado